angle-left Se abre el proceso para optar a una de las viviendas de la segunda promoción pública del barrio de Can Ribes

• Es la primera promoción del IMPSOL en Gavà que incorpora vivienda de alquiler. Lo serán 62 de las viviendas de las 136 que se están construyendo. • El proceso de adjudicación prioriza a las personas que residen en Gavà o que quieren volver, así como a las que trabajan en el municipio. • Sólo quien opte a una vivienda de compra deberá presentar una solicitud en la oficina que se habilitará del 22 de abril al 30 de mayo en la planta baja del Ayuntamiento


 

Se ha abierto el proceso de adjudicación de la segunda promoción de vivienda pública del Institut Metropolità de Promoció del Sòl y Gestió Patrimonial (IMPSOL) en el barrio de Can Ribes. Así lo han anunciado hoy la alcaldesa de Gavà, Gemma Badia y el gerente del Àrea Metropolitana de Barcelona, ​​Ramon Torra, en el transcurso de una visita a las obras, que se prevé que finalicen en otoño.

Se trata de la segunda promoción pública de Can Ribes, donde hace seis años se establecieron los primeros vecinos y vecinas de la mano de una promoción promovida también por el IMPSOL. Un barrio que es ejemplo de crecimiento progresivo, sostenible y respetuoso con el entorno, que da respuesta a una evidente necesidad de vivienda asequible y que incorporará equipamientos tan importantes como el tercer Centro de Atención Primaria –CAP- de la ciudad.

Esta promoción, con 136 viviendas de venta y de alquiler de 3, 2 y 1 dormitorios, es un paso adelante en la apuesta del Ayuntamiento de Gavà para garantizar el derecho a una vivienda digna y asequible. Se inscribe en el Plan Local de Vivienda 2021-2026, un documento estratégico paraabordar una serie de intervenciones para poner más vivienda de calidad y asequible a disposición de la ciudadanía y también para promover las intervenciones necesarias para mejorar el parque actual, garantizando su conservación y accesibilidad, la protección de las personas residentes y la prevención del riesgo de pérdida de la vivienda.

 

La alcaldesa, Gemma Badia, ha explicado que “esta promoción afianza nuestra apuesta por dar respuesta a la actual situación de emergencia residencial. Lo hacemos, de nuevo de la mano del IMPSOL, y con viviendas de venta y alquiler. Hay una demanda real, como demuestran las 2.500 personas inscritas en el Registro de Solicitantes de Vivienda de Protección oficial que han escogido Gavà para desarrollar su proyecto de vida. De estas cerca de 1.000 son vecinas de Gavà. Y esta promoción priorizará a los gavanenses y gavanenses que quieren seguir viviendo en su ciudad”.

 

Badia también ha destacado los criterios de sostenibilidad que se han implementado en la construcción: “Es una promoción ejemplar tanto en la incorporación de estrategias de ahorro energético, como en su integración en el entorno único que le rodea, cosa que para nosotros es primordial. Estoy convencida de que los futuros vecinos y vecinas se sentirán muy orgullosos de vivir en unas viviendas que cumplen todos estos parámetros. Unas viviendas inclusivas y pensadas para todos los modelos de familia”.

 

 

Ramon Torra ha asegurado que esta promoción "está perfectamente alineada con los valores de las viviendas que el AMB construye en toda la metrópolis de Barcelona: son sostenibles, inclusivos, bellos y velan por la eficiencia energética". Además, ha apuntado que "edificios como este ayudan a hacer ciudad y se insertan de forma natural en los espacios urbanos".

 

 

Promoción de venta y alquiler

Por primera vez el organismo metropolitano incorpora vivienda pública de alquiler en una promoción en Gavà: 63 viviendas de las 136 que se están construyendo están reservadas a esta modalidad.

El procedimiento para optar a una de las viviendas varía en función de si es de compra o alquiler, pero en ambos casos es indispensable estar inscrito en el Registro de Solicitantes de Vivienda con Protección Oficial de la Generalitat con una resolución positiva y vigente en fecha 4 de abril, día en el que se publicarán las bases.

A partir del 22 de abril se abrirá el plazo para que las personas que opten a una vivienda de compra presenten su solicitud. Deberán hacerlo presencialmente, y con cita previa, en la oficina que se habilitará en la planta baja del Ayuntamiento de Gavà hasta el 30 de mayo. La cita se podrá pedir en el 93 263 91 00.

Las personas que hayan escogido la modalidad de alquiler entrarán directamente en el sorteo sin tener que realizar ningún otro trámite.

 

Las personas que residen o trabajan en Gavà, principales destinatarias

La nueva promoción priorizará a las personas residentes en Gavà, que han tenido que establecerse fuera del municipio y quieren volver, o bien que trabajan en una empresa de Gavà. Tanto por optar a una de las viviendas de venta como de alquiler, se establece este orden en el proceso de adjudicación:

  • Personas que residen y están empadronadas ininterrumpidamente en Gavà en los últimos 3 años.
  • Personas que han estado residiendo y empadronadas en Gavà durante 1 año en los últimos 7 años.
  • Personas que han estado trabajando en una empresa de Gavà durante los últimos tres años.
  • Personas que no cumplen ninguno de los requisitos anteriores (sólo para viviendas de compra).

 

136 viviendas integradas en el entorno y de alta eficiencia energética

 

    

La nueva promoción de viviendas protegidas de Can Ribes de Gavà se está construyendo en torno a un gran espacio verde interior permeable que fomenta la continuidad biológica y lúdica entre la sierra de Les Ferreres y el Parc Agrari del Baix Llobregat y preserva el patrimonio natural y paisajístico.

Desde este espacio naturalizado, ajardinado con especies autóctonas y de baja demanda hídrica, se accede a ocho núcleos de escalera. Las viviendas se distribuyen en cinco plantas: 64 de tres dormitorios, 64 de dos dormitorios y 8 de un dormitorio. La planta baja se destina a viviendas y local comercial de 840 m2 útiles.

La promoción incorpora estrategias ambientales innovadoras que le permiten tener una calificación energética A en emisiones. Entre estas estrategias destaca la reducción de la demanda de energía en las viviendas (incrementando los aislamientos y favoreciendo la ventilación cruzada), el uso de instalaciones de alta eficiencia energética (con aerotermia) para la calefacción mediante suelo radiante y producción de agua caliente, la recogida de aguas de lluvia para el riego o el aprovechamiento de la inercia propia del tipo constructivo.

También se ha reducido la excavación y el impacto natural con un único sótano que no sobresale de la proyección del edificio y que acoge las 136 plazas de aparcamiento que requiere la normativa, y con la incorporación de productos con garantía de calidad ambiental, tales como la madera.

 

Viviendas flexibles y versátiles

Las viviendas están pensadas tanto para el modelo tradicional de familia como para nuevas formas de convivir. Cada una de ellas está configurada por una serie de módulos de dimensiones similares que pueden utilizarse como sala, cocina o habitación. Por tanto, se pueden organizar en múltiples disposiciones, flexibilizando los usos y permitiendo la adaptación a los cambios.

Cada estancia está rodeada de espacios de transición hacia el exterior:en la fachada con un balcón corrido de 1,3 m, y hacia el patio –y casi simétrica– con espacios corredor que actúan como galería. Los espacios de circulación se convierten en espacios complementarios de 1,60 m en los que se incluyen los baños y el almacenamiento, o que pueden ser anexados a las salas.

Son viviendas inclusivas y diseñadas teniendo en cuenta la perspectiva de género, rompiendo con las jerarquías espaciales. Todas las estancias permiten que las actividades domésticas puedan ser efectuadas en espacios de calidad y por más de una persona de la unidad familiar. Al mismo tiempo, el espacio de la cocina se convierte en un espacio central de la vivienda, abierto y con visibilidad.

 

Actualizada: 31 de marzo de 2022