angle-left El Ayuntamiento vuelve a congelar los impuestos y tasas municipales para 2022 para favorecer la recuperación

. Las ordenanzas fiscales bonifican el 50% del IBI a las viviendas que incorporen energía solar . La construcción y rehabilitación de vivienda pública quedan exentas del pago de la tasa de ocupación de la vía pública


 

El Ayuntamiento de Gavà congelará un año más el impuesto de bienes inmuebles, tal como se desprende de la modificación de ordenanzas fiscales de 2022 aprobada hoy inicialmente por el Pleno Municipal. También se mantienen los importes del resto de tributos, entre ellos la Plusvalía, el Impuesto de Vehículos, el Impuesto de Actividades Económicas, el Impuesto de Construcciones y la Tasa de Basuras.

La congelación de los impuestos y tasas municipales, junto con el mantenimiento de las ayudas fiscales, tiene la voluntad y el objetivo de contribuir a la recuperación social y económica de la crisis de la COVID. Esto es posible gracias a una gestión presupuestaria rigurosa y eficiente, a unas finanzas municipales saneadas que han permitido atender las nuevas necesidades derivadas de la pandemia y, a la vez, afrontar nuevas inversiones sin tener que aumentar la presión fiscal.

 

El IBI amplía bonificaciones

El recibo del IBI no experimentará ningún cambio. Se trata de la segunda congelación consecutiva y la cuarta en los últimos cinco años. Si nos remontamos a 2015, el precio del recibo ha subido solamente un 4,1%, muy lejos del incremento del IPC, que cerró el pasado mes de septiembre con un aumento del 9,2%.

En 2022 se añade una nueva bonificación del 50% de la cuota íntegra para las viviendas que instalen sistemas de aprovechamiento eléctrico o térmico de la energía solar. Se suma a otros beneficios fiscales ya existentes en otros tributos para incentivar la instalación de fuentes de energía limpias y renovables, y la mitigación y adaptación al cambio climático, en consonancia con las estrategias municipales para avanzar hacia un nuevo modelo de economía circular y la transición energética.

Se podrán acoger los sujetos pasivos durante los tres años posteriores a la instalación, con un límite anual de una tercera parte del presupuesto y por un importe igual o inferior a 300 euros. No podrán beneficiarse del nuevo la ayuda las viviendas en que la instalación de placas solares sea obligatoria de acuerdo con la normativa establecida.

También se mantienen los mecanismos de ayudas a diferentes personas y colectivos: bonificaciones a familias numerosas, y a titulares de nuevas construcciones y obras de rehabilitación integral, así como subvenciones a personas en paro de larga duración, a personas mayores con un determinado de renta y a familias monoparentales.

Un año más, cuando concurran los requisitos para disfrutar de más de una subvención o bonificación, estas irán reduciendo la cuota resultante de manera consecutiva. Esto permite que se pueda llegar a bonificar el 100% de la cuota líquida del IBI.

 

Apoyo a la construcción y rehabilitación de vivienda protegida

La modificación de las ordenanzas fiscales para 2022 también incluye incentivos a la ampliación y mejora del parque de vivienda pública. Se establece la exención de la tasa por ocupaciones del espacio público a las obras destinadas a la construcción o reforma de viviendas de protección oficial, tanto en régimen de venta como de alquiler.

Por otra parte, se simplifica el tramo tarifario de la tasa, que unifica precios independientemente del tiempo de ejecución de la obra, lo que favorece las de larga duración.

 

Otras novedades

Las ordenanzas fiscales recuperan la tasa de ocupación de la vía pública en las terrazas de bares y restaurantes, que mantiene los precios vigentes en 2019. Estos establecimientos habían quedado exentos del pago de la tasa desde el estallido de la pandemia de Covidien-19, con el objetivo de paliar las consecuencias económicas de las restricciones establecidas por las autoridades sanitarias. una exención que este 2021 ha supuesto un ahorro para el sector de la restauración de unos 95.000 euros y que se ha añadido a otras líneas de ayudas y acciones para la reactivación del sector, junto con el comercial, pequeñas empresas y personas trabajadoras autónomas.

Otra novedad se refiere al redondeo de las tarifas de prestaciones de los servicios de la Policía Municipal en cuanto a la retirada y custodia de vehículos.

Finalmente, se incorporan algunas modificaciones en los textos para adaptar las ordenanzas fiscales al convenio de delegación de competencias del impuesto al Organismo de Gestión Tributaria de la Diputación de Barcelona o en la normativa estatal vigente. En ningún caso, estos cambios conllevan un incremento de los impuestos y tasas.