El refugio antiaéreo de la Rambla, testimonio de la historia reciente

 

Gavà ha recuperado y adecuado el refugio antiaéreo de la Rambla, redescubierto el año 2008 a raíz de las obras de peatonalización del tramo inicial de la Rambla Salvador Lluch. La actuación responde a la apuesta de la ciudad por la recuperación de la memoria histórica y por la conservación y divulgación del patrimonio, un ámbito en la que también se inscriben el Parc Arqueològic de les Mines de Gavà, la recuperación del castillo de Eramprunyà o la labr del Centre d'Història de la Ciutat sobre los testimonios de nuestra historia.

 

La recuperación del refugio antiaéreo tiene el objetivo de garantizar la conservación, profundizar en su conocimiento y en el contexto en el que se construyó, y difundir entre las generaciones actuales y futuras uno de los capítulos más tristes de nuestro pasado reciente.

 

La actuación, promovida por el Ayuntamiento de Gavà, ha comportado una intervención arquitectónica y otra museográfica, y se ha ejecutado en dos fases. La primera comportó la peatonalización de la Rambla Salvador Lluch, los trabajos de adecuación arquitectónica del refugio y la producción del proyecto museográfico. La segunda fase ha implicado la conexión del refugio con el antiguo paso subterráneo de la RENFE, la continuidad de la fase arquitectónica y la instalación de los elementos museográficos.

 

La museización del refugio ha contado con el apoyo económico de la Direcció General de la Memòria Democràtica de la Generalitat de Catalunya (Memorial Democràtic).

 

El refugio

 

Durante la primavera de 1938 Franco preparaba la ofensiva del Ebro y ordenó desmoralizar a la retaguardia republicano. Aumentaron los bombardeos sobre Barcelona y a los aviones italianos se añadieron los alemanes del frente de Aragón. 

 

En Gavà, la Compañía Roca Radiadores, colectivizada en 1936 por los republicanos, aprovechó su infraestructura como fundición para fabricar proyectiles. Reconvertida en industria de guerra, la fábrica Roca se convirtió en objetivo militar del ejército franquista. En Gavà hubo un total de seis bombardeos (foto) con un saldo de 16 víctimas.

 

El Ayuntamiento de Barcelona distribuyó manuales donde se daban instrucciones para la construcción de refugios. En Gavà hay constancia de cinco refugios. Estos son: refugio de la Rambla Salvador Lluch, refugio de la calle del Centre (conservado en parte y no accessible), refugio de Serra i Balet (no conservado, en la foto),  refugio de la calle  Santa Teresa (no conservado), y refugio de la calle Àngel Guimerà (no conservado pero sí documentado).

  

El refugi de la Rambla ocupa la parte central de Rambla, desde la estación del ferrocarril hasta la carretera de Santa Creu de Calafell,y es un túnel de 124 metros de largo que tenía un ramal que iba a las oficinas de la Roca. Lo construyeron los mismos trabajadores de la fábrica gavanensa bajo las órdenes del Comité de Empresa en el año 1938.

 

El refugio tenía tres entradas. La primera, en la Rambla, esquina con la carretera de Santa Creu de Calafell. Había otra cerca de la estación y, finalmente, la tercera estaba situada detrás de las rejas que cerraban las oficinas de la Roca. Para la construcción se utulizaron toneladas de hormigón para poder soportar la caída de las bombas. 

 

El proyecto arquitectónico

 

El proyecto arquitectónico, que implico tanto el projecte arquitectònic, que va implicar tant el desescombro controlado del refugio como la adecuación del espacio, se incluyó en el proyecto de peatonalización de la Rambla (2008-2009) impulsado por el Àrea Metropolitana de Barcelona y el Ayuntamiento de Gavà.

 

Las actuaciones se ejecutaron en dos fases. En la primera, se procedió a la elaboración de un estudio del estado estructural del refugio, a cargo de la UB, así como a la limpieza general de los escombros y tierras bajo control científico.  Otras de las acciones consistieron en la limpieza y consolidación de los elementos derruidos históricamente y la impermeabilización  exterior de la bóveda de hormigón. También se prolongó el refugio en dirección a la estación y la calle Salamanca y se creó una salida de emergencia en el sector más próximo a la carretera de Santa Creu de Calafell (C-245) que consiste en una escalera y sus muros y una tapa de cortén.

 

En la segunda fase se incluyó la construcción del acceso al refugio y su  conexión con la travesía urbana en el antiguo paso subterráneo de la estación. Asimismo, se procedió a la instalación de los elementos museográficos para su apertura al público.

 

El proyecto museográfico

 

El refugio antiaéreo servirá para dar a conocer uno de los episodios más tristes de la historia reciente de Gavà. Para garantizar la accessibilidad y la comprensión,  se ha elaborado un proyecto museográfico, documentado y coordinado por el Centre d'Història de la Ciutat.

 

Este proyecto responde a los principios siguientes: potenciación de los valores patrimoniales del refugio, transmisión de contenidos históricos y valores de la paz, integración del refugio en la actividad cultural y patrimonial de la ciudad, y accessibilidad.

 

La alcaldesa
Seu electronica
webs municipals