En 2009 se iniciaron las tareas de consolidación en el castillo de Eramprunyà. El plan de trabajo incluyó diferentes fases de actuación, las tres primeras con carácter de urgencia. La primera consistió en el cerramiento del recinto del castillo para evitar daños al monumento y a las personas. La segunda permitió crear un recorrido seguro para garantiar a la ciudadanía el acceso al castillo y se formó personal para que trabajara como guía, explicando la historia del castillo y la comarca. En la tercera fase se ejecutaron trabajos urgentes de consolidación de las estructuras del castillo. Paralelamente se realizó un levantamiento planimétrico y topográfico del castillo para conocer la realidad física y su entorno. Finalmente, se redactó un plan director para guiar futuras intervenciones.

 

En marzo del 2011 se llevaron a cabo nuevas actuaciones. Así, se realizo una labor de investigación histórica recogiendo todo el contenido documental que se conocía hasta el momento y buscando nueva documentación inédita. Le investigación comprendía el contexto de la baronía de Erampunyà y de su entorno geográfico.

 

Por otro lado se realizó una intervención arqueológica que consistió en la limpieza de las ruinas del propio edificio para alcanzar los niveles de circulación originales. También se hicieron algunas catas de exploración  puntuales para complementar la informacion aportada por el desescombro así como la documentación histórica. 

 

Estas actuaciones se centraron, inicialmente en el recinto soberano y, puntualmente, en algunas zonas del recinto yusano. La fase de investigación arqueológica se complemento con las actuaciones de consolidación necesarias para garantizar la permanencia de los restos puestos al descubierto. 

 

El objetivo final de la investigación arqueológica e histórica fue conocer de forma exhaustiva la evolución del monumento y teníaque servir como base para la posterior redacción del Plan Director que marca los criterios de restauración y utilización del monumento.

 

Por otro lado, también se procedió a la consolidación de la espadaña de la iglesia de Sant Miquel para poder colocar la campana.

 

En la actualidad se procede a la restauración de la cubierta de la iglesia de Sant Miquel i al desescombro arqueológico del recinto soberano del castillo. 

 

Una parte del proyecto se centra en la reparación de la bóveda de la iglesia de Sant Miquel. El interés de la actuación radica en que la iglesia de Sant Miquel es la única estructura del conjunto monumental de la que se conserva la bóveda original y la única dependencia que continúa teniendo un uso ciudadano, durante la celebración del Aplec de Sant Miquel –al acoger los oficios religiosos- o en el transcurso de las visitas guiadas al castillo de Eramprunyà. Se trata tracta de unos trabajos que responden a una necesidad técnica, a una voluntad de conservación del patrimonio y a una demanda ciudadana recogida por la Comissió Cívica del Castell d'Eramprunyà, creada a raíz de la adquisición del monumento por parte del Ayuntamiento de Gavà en marzo de 2007.

 

Además de la reparación de la bóveda y la construcción de una nueva cubierta de la iglesia de  Sant Miquel, se continúa avanzando en la investigación arqueológica.

 

 


 

La alcaldesa
Seu electronica
webs municipals