Los primeros gavanenses vivieron en la zona de Can Tintorer hace 6.000 años, en la época neolítica

mines de GavàGavà es un municipio del Baix Llobregat que se extiende desde el macizo de Garraf (Cordillera Litoral) hasta el mar, y que incluye tierras del Delta del Llobregat. El nombre de Gavà aparece por primera vez en un documento del año 1002, y vestigios arqueológicos testimonian una ocupación desde la prehistoria.


Los primeros habitantes, según estos testimonios arqueológicos, vivieron en la zona de Can Tintorer hace unos 6.000 años.

De esta fase de la prehistoria, en que el hombre descubre los medios para controlar y desarrollar sus propias fuentes de subsistencia, son las minas prehistóricas de la ciudad, las minas más antiguas en galería de Europa, que se pueden visitar desde el año 1993. De ellas se extraía variscita, una piedra verde que se utilizó en la manufacturación de joyas.

 

Gavà. cuna de culturas

 

El territorio de Gavà ha estado explotado también por los íberos que residían en poblados como el turó del Calamot, muy cerca del núcleo urbano actual. La llegada de la dominación romana altera esta situación, de manera que gradualmente la población pasa a residir principalmente alrededor de las villas como la de Can Valls del Racó o la de Sant Pere de Gavà, que estaba ubicada en el centro histórico del actual municipio. La intensa actividad comercial se refeleja en  testimonios como los barcos hundidos en Les Sorres de Gavà, un lugar que hace dos mil años era una importante área de anclaje. En el Museo de Gavà se pueden ver diversos objetos encontrados en este yacimiento como ánforas, mármoles, metales así como un casco y una reproducción de un casco etrusco del siglo V a. C.

Finalizado el dominio romano y después de la dominación de los visigodos, el territorio fue frontera entre Al-Andalus y el Imperio Franco. Durante la Edad Media asistimos al nacimiento de las estructuras feudales, que perduraron hasta la Edad Moderna. El territorio se organiza a partir del término municipal de Eramprunyà, presidido por el castillo del mismo nombre, del cuya existencia se tiene constancia desde el siglo X.  El castillo de Eramprunyà dominaba un vasto territorio integrado por los actuales términos municipales de Gavà, Castelldefels, Viladecans, Sant Climent, Sant Boi y Begues.

Propiedad de la familia condal, en el siglo XIV, el término de Eramprunyà pasó a manos de los March, familia de caballeros y poetas y señores del castillo hasta el siglo XVI, época en la que el castillo ya estaba en decadencia. La visita a la ruinas del castillo y a la ermita de Sant Miquel, com ámplias vistas del Delta del Llobregat y parte del Garraf constituye un testimonio único de este pasado medieval. Una visita que se puede combinar con la de la ermita de Nuestra Señora de Bruguers, situada al pie del montículo que preside el antiguo castillo medieval.

 

Gavà, una ciudad moderna que afronta nuevos retos

 

Las transformaciones económicas y sociales que se iniciaron en los primeros años del siglo XX empiezan a dibujar el núcleo urbano tal y como lo conocemos en la actualidad.
Aparecen las primeras industrias (La Electra del Llobregat , compañía Roca Radiadors, Serra i Balet, Sociedad General de Hules...) y los primeros equipamientos privados y públicos de importancia, como el parque del American Lake o el colegio Salvador Lluch. Se experimenta el primer y más notable crecimiento demográfico, que se traducirá en la construcción de nuevos barrios y en la aparición de servicios modernos, como los transportes y el alumbrado público, las primeras escuelas, el cine, el teléfono o los mercados municipales.

Con el restablecimiento de la democracia se activa la recuperación del territorio para el uso ciudadano, se construyen los grandes equipamientos públicos, las infraestructuras básicas, se moderniza  la red de comunicaciones, se inauguran nuevos espacios para el ocio, crece el asociacionismo, el número de actividades y propuestas ciudadanas y se recuperan las tradiciones autóctonas. Actualmente la actividad principal de sus habitantes, más de 45.000, es la industria, el comercio y el sector servicios.ç

Gavà ofrece a su ciudadanía y a los visitantes espacios privilegiados para disfrutar de la ciudad, yendo a la playa, a la montaá o disfrutantdo de las fiestas y actvidades en los difeentes espacios culturales y de ocio de la ciudad. Además cuenta con una importante red de coemrcio local y de restauración que contempla una oferta variada de productos de claidad, muchos de ellos procedentes directamente de los campos agrícolas gavanenses.

Gavà ha mantiene el reto de ser una ciudad aún más moderna, competitiva y vital.


 

La alcaldesa
Seu electronica
webs municipals