Restos de la ermita de Sant Miquel

Se encuentra ubicada en el conjunto del Castillo de Eramprunyà pero como edificación externa al último recinto de murallas. Diversos elementos, como las tumbas antropomorfas que se han encontrado en el entorno, hacen pensar en un origen pre-románico. La primera referencia documental data, sin embargo, del siglo X. 

La ermita presenta una planta rectangular orientada este-oeste, con el portal a mediodía de arco adovelado y con el ábside situado hacia levante. En el siglo XVI fue reconstruida y ampliada. Está declarada bien cultural de interés nacional.

La alcaldesa
Seu electronica
webs municipals