Piñas...

El paisaje del lugar donde se ubica el Parque, conocido desde tiempos antiguos como la Roca, delimita dos espacios diferenciados: la pineda y el garrofal. La primera, corona la parte más alta del parque, la más cercana a l abrupto peñasco que mira al llano deltáico, al mirador donde contemplaremos el delta del río Llobregat. Hablamos de una pineda de pino piñonero, con dos pinos carrasco que se diferencian de los anteriores por el color del tronco, la forma de la copa y por las piñas más pequeñas y más abundantes.

algarrobos...

El algarrobo del antiguo cultivo de Can Ribes, masía construida durante en el siglo XVIII y ubicada detrás del Parque, conserva su distribución original en hileras, un sistema de plantación utilizado para facilitar la recolección. Entre estos árboles hay pequeños espacios para los visitantes, donde se han plantado cipreses y parquinsonias. Así mismo podemos encontrar plantas aromáticas y Saccharum ravennae, unos "plumeros" de 2,5 metros o más de altura.

e historia

Alrededor de La Roca existió el núcleo de población medieval del mismo nombre, desaparecido en el siglo XVIII, que tenía una casa fortificada y la capilla de Santa Maria Magdalena. Dentro del parque, se han encontrado restos medievales y modernos, pero también cerámica y dos pequeños depósitos datados entre los siglos I antes de Cristo y I después de Cristo, señal de una ocupación más antigua. Muy cerca del parque vemos la masía de ca n'Horta (documentada en el siglo XIV) y el poblado ibérico del Calamot.

Ficha:


Superficie: 5, 9 hectáreas
Servicios: Fuentes de agua potable, juegos deportivos e infantiles, estacionamentos

 

La alcaldesa
Seu electronica
webs municipals