En la masía se han encontrado restos de cerámicas de la época ibero-romana
 

Ubicada en la carretera de la Sentiu, esta masía de origen medieval y de propiedad municipal fue objeto de una profunda restauración a cargo de la Escola Taller La Sentiu y el Ayuntamiento de Gavà, ya que tan sólo quedaban en pie los muros. Destacan sus dos portales adovelados de medio punto con piedra de arenisca, material que se usa también en los dinteles, jambas y portales y vierteaguas. En la fachada principal hay un reloj de sol que data de 1833, cuando se efectuó una reforma.

Actualmente, Can Llong acoge un restaurante de cocina de montaña que se enmarca en el área de ocio La Sentiu.

La alcaldesa
Seu electronica
webs municipals